Páginas vistas en total

miércoles, 8 de abril de 2015

CUESTIONABLE.


Se ha de ser muy consciente de los conflictos propios y ajenos que nos aquejan. Conflictos que nacen de nuestra propia naturaleza, y de los, hoy por hoy, insondables códigos cognitivos que nos rigen. Mi perspectiva de la vida es poco honesta con mi propia naturaleza, la de aquél ser emocional, que a veces piensa. La única percha que, imperfecta y falible, a regañadientes acarrea mis inquietudes, es la razón y la ciencia, el pensamiento crítico y el análisis, siempre consciente de que todo aquello que ideo, nace de la materia finita que alberga lo estrecho de mi cráneo. cábalas y no tan cábalas, de razón eléctrica y bioquímica.

No busco ya, una respuesta absoluta, o siquiera cercana a tal término, ni siquiera atormentar con nociones de física y filosofía.

-En especial quisiera conocer las opiniones, sobre la "moral humana" ¿un mero código cognitivo tendente a la estabilidad? o ¿la moral tiene implicaciones en el equilibrio de nuestro relacional universo?

-Si el bien y el mal tensan dicha ecuación, ¿por qué sufren los animales?.

-¿Cómo entienden a grandes rasgos las relaciones humanas? Nuestras base biológica, genética y neuro-química rige cada código social y cognitivo. Nuestra programación genética, así como nuestro entorno (experiencia) modula nuestro carácter y condiciona el desarrollo de nuestro plástico cerebro. Al margen de juicios de valor, bien o mal, o egoísmo. ¿Qué piensa de aquello códigos que nos rigen? ¿funcionan?.

La humanidad es una forma de materia que se opone, aún levemente, a la aleatoriedad entrópica del universo. Si tenemos alma, ¿cómo explicamos la anulación plena de las emociones, pensamiento o signo alguno de voluntad, ante deterioros de tipo cognitivo, véase alzheimer o análogas dolencias?

Si después no hay nada, ¿a qué responde vivir, y nuestras pulsiones de estabilidad y supervivencia?. Respondemos a una lógica que se me antoja frustrante.

Me temo, poco justas resultan estas cuestiones. Siento mis dudas exploten en la cara a quien me dirijo casi de forma aleatoria. Quien lea esto.(y quién le interese)

No hay comentarios:

Publicar un comentario