Páginas vistas en total

sábado, 28 de marzo de 2015

Crítica a Xhekpon

Hacía mucho que no ponía nada aquí y tengo críticas a tantas cosas que podría vivir de ello.

El año pasado por estas fechas, leí un artículo de una crema famosa por ser usada habitualmente por la famosa Preysler. Pues allá que fui yo inocente de mí a comprar dicha crema, que conste que es una experiencia real, y en mi piel, no es una opinión objetiva; pues decidí usarla por la noche porque mi piel es grasa y por la mañana si he metido la pata puedo rectificar. 


Bien, la empecé a usar y por la mañana me despertaba con la piel algo grasa pero no tanto que cuando no uso nada. Sentía que me quedaba la cara más llena de algo, y pensé que era los efectos maravillosos que tenía dicha crema. El olor me desagradaba un poco y la textura como la pomada de farmacia. 

Al mes de usarla me desperté con picores en la frente.

Al día siguiente a esos picores, empezó a salirme un bulto, parecía la picadura de una avispa,me molestaba mucho y no me quedó más remedio que pensar que era un mosquito que picó dentro de un grano. 

Al tercer día me desperté y sentí como si tuviera agua dentro de mi cara, me toqué y me noté hinchada, cuando me miré al espejo era algo sobrenatural. Tenía los ojos y párpados hinchados, la nariz,la frente era como una bolsa de agua, pero cuando me aparté el flequillo vi algo horrible, digno de la ópera prima de David Linch, adjunto foto por mucha vergüenza que me de.


Me negaba a creer que esto me lo hubiera hecho una crema. Pero buscando vi muchas críticas sobre la crema en cuestión y me sentí por lo menos, algo más comprendida. 

Me creció muchísimo, y no tenía por donde reventar así que me fui al médico, y me dijo que se llama absceso. 

Me lo abrieron y me pusieron una mecha para que supurase y al final me quedó una cicatriz de por vida deprimida, o sea, un hueco. Flequillo de por vida. 

En lo que respecta a la crema en cuestión, cada vez que me la doy me inflama la zona cero y me arde, así que creo que tengo bastante claro qué fue el causante de mi eterno flequillo.