Páginas vistas en total

domingo, 16 de marzo de 2014

Si vales,vales, y si no, monta una peluquería.

Me desvío del tema que me ha impactado tanto para contar algo que a día de hoy me ha dejado en estado de shock. En Septiembre me corté el pelo en una peluquería de renombre de aquí, estaba vacía con música de los años 80 de Julio Iglesias, por unos minutos creí que el peluquero estaba medio borracho o drogado,le pedí un bob largo, y salí con un corte parecido al de amelie, asimétrico, y mal cortado! no me poidía creer nada, mi larga melena fue cortada por alguien que sabe de peluquería porque de pequeño le cortaba el pelo a su familia, tendría unos 60 años, y me dejó el pelo de rata más feo que el que haya podido tener nunca. Tas muchos cuidados conseguí tener el pelo con cuerpo, ondulado y sin una punta abiera, era sedoso y bonito, creció y mi novio me dijo: "nunca te he visto rubia y me gustaría verte así." Así que con el comienzo del buen tiempo decidí un cambio de look. Me dirigí a una peluquería que me cortaron el pelo un día bien, y tenía cita a las 10, me senté, y me impregnaron de raíz a medios un tinte oscuro, durante una hora y media, me picada, me dolía, me ahogaba, y finalmente me lo mezcla y unos minutos más, hasta que aclaró y se dispuso a ponerme las ansiadas mechas. Me cubrió la cabeza de ellas, pero me dejó mechones gordos, ya eran las 13 y media, y no vi ningún cambio en mi, salvo la mala ostia que se me ponía al aguantar la hija de la peluquera, masticando y enseñándome su contenido, lanzando improperios, tirándose por el suelo, lleno de pelos de otras, bien. era algo así pero en lleno:
Cuando terminó 4 horas y media después, salí como un animal. El mismo colorido, corte paupérrimo, 70 euros menos, y muy trite. No voy a decribir todo lo que me hizo porque realmente,estoy consternada aún...

No hay comentarios:

Publicar un comentario