Páginas vistas en total

domingo, 16 de marzo de 2014

mea culpa

Cuando alguien se está desintoxicando, no se puede hacer más que seguir con la vida como si no la hubieras cambiado en absoluto, una pregunta, unos celos, un gesto, puede hacer que la persona en cuestión, se derrumbre, y tenemos que tener cuidado de lo que hacemos decimos, y armarnos de mil valores para afrontar que es duro y difícil. Me cuesta expresarme, y mis tics, mis pataleos, mis explosiones de frutración, he de tenerlas fuera de mi casa, verterlas en otro lugar, no quiero que se me malinterprete, no quiero estar confusa, quiero formar parte de un grupo para ayudar, pero permanecer impasible, porque simplememnte soy diferente, me duele.
Cuando el hermano de mi novio le da el teléfono de mi folie a amigas suyas, me vuelvo loca, y no entiendo por qué es normal. Tengo que callarme y pensar que forma parte de lo que se le llama comportamiento neurotípico. Me recriminan que soy yo la diferente, que soy quién se tiene que adaptar, y no entiendo nada... no puedo ni llorar. Si no entiendo el por qué quieren ser amigos, he de irme. todo es adaptable, tengo cuidado de todo, y cuando menos me lo espero ahí está, alguien que me obvia para tener una súper converación con la persona que más me ha subestimado, que más me ha odiado, me ha tenido tan pasajera en su vida que ni saber cosas puedo, de forma relajada...
no soy nada y perjudico a quien requiere una vida social estable y tranquila, siento todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario